Gazpacho Andaluz

Todas las recetas de gazpacho

Gazpacho sin pepino

Gazpacho sin pepino

La receta de gazpacho tradicional incluye tomates maduros mezclados con pepino, cebolla y ajo, y sazonado con vinagre de Jerez y un chorro de un buen aceite de oliva.

Pero en esta versión hemos querido eliminar el pepino, una verdura con un sabor muy potente, que no ha todo el mundo gusta o sienta bien.

Y lo hemos sustituido por pimiento rojo y verde, por sus notas dulces y herbáceas. El resultado es un gazpacho igual de refrescante, sabroso y saludable.

También hemos incorporado pan duro, mezclado con el tomate triturado, para que absorba todo el jugo y se ablande. Esto, a nuestro parecer, es mucho mejor que mojar el pan en agua, pues le aporta mucho más sabor, sin diluirlo.

Realmente nos gusta esta adición, pero siéntete libre de dejar el pan fuera si prefieres una sopa más fina.

Esta es una receta de gazpacho básica, muy fácil y rápida, que funciona muy bien como entrante para una comida o una cena ligera en una noche calurosa.

El gazpacho puede ser como tu quieras. Empieza con los ingredientes básicos, y luego puedes dejarte llevar por la creatividad de los alimentos de temporada. Con un buen producto fresco, es imposible equivocarse.

Ingredientes para 6 personas

  • 6 tomates grandes y maduros
  • 1 cebolla blanca
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 2 rebanadas gruesas de pan de un día
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Preparación

Prepara todos los ingredientes: Corta los tomates en cuartos y elimina el tallo (no es necesario quitar la piel ni las semillas) y haz lo mismo con los pimientos. Cortar el pan en trozos grandes. Pela y pica la cebolla y el ajo.

Reserva algunas de estas verduras para decorar el gazpacho terminado.

Coloca el tomate en el recipiente de un procesador de alimentos y tritúralo bien, hasta que esté casi completamente fino. Añade el pan troceado al tomate triturado y deja que se empape de este jugo y se ablande, unos 20 minutos bastarán.

Ya podemos hacer el gazpacho: Trituramos el tomate y el pan hasta que formen una pasta. Añade los pimientos, la cebolla, el ajo, el vinagre y media cucharadita de sal.

Tritura todos los ingredientes hasta que se forme una sopa líquida, pero con textura. Un procesador de alimentos hará que el gazpacho tenga más textura; un batidora de vaso o batidora de mano hará un gazpacho más suave.

Con la batidora en marcha, vierte el aceite de oliva. Esto ayuda a que se emulsione más uniformemente en el gazpacho.

Prueba y ajusta los condimentos: Prueba el gazpacho y agrega más sal o vinagre al gusto. Si quieres que esté más fino, agrega un poco más de agua.

Solo queda dejar que enfríe. Transfiere el gazpacho a un recipiente de almacenamiento y consérvalo en frío hasta que se enfríe completamente.

El gazpacho a menudo sabe mejor al día siguiente, después de que los sabores hayan tenido tiempo de mezclarse entre sí. Sirve la sopa decorada con las verduras reservadas.

Notas de la receta

Si prefieres un gazpacho más fino, omite el pan (o añade menos cantidad) y continúa con el paso siguiente.

Ingredientes adicionales que puedes añadir, tanto en la sopa, como de decoración:

  • Otras verduras: 1 bulbo de hinojo, 1 aguacate, 1 taza de maíz dulce.
  • En lugar de pan: Un puñado de almendras u otros frutos secos.
  • En lugar de vinagre de Jerez: 2 cucharadas de vinagre balsámico, 2 cucharadas de vinagre de vino tinto, el jugo de una naranja, el jugo de 1-2 limones, el jugo de 2-3 limas.
  • Especias y hierbas aromáticas (2-3 cucharaditas): comino, pimentón, albahaca, mejorana, estragón, chile en polvo, etc.
  • Otros extras de sabor: unas gotas de vino tinto, unas gotas de vino blanco, unas gotas de salsa picante.