Gazpacho Andaluz

Todas las recetas de gazpacho

Gazpacho manchego

Gazpacho manchego

No confundas el gazpacho manchego con el gazpacho andaluz. El gazpacho manchego es originario de Castilla La Mancha, y se menciona en el libro "El Quijote de la Mancha".

Básicamente es un guiso de carne de caza con un ingrediente peculiar, la torta de gazpacho, un tipo de pan ácimo, cuyos ingredientes son la harina, el aceite, la sal y el agua, y se cuece en el horno.

La torta se compra entera o ya cortada en trozos. Se cree que en los orígenes del gazpacho manchego, la propia torta era el plato, y de hecho, aún hay quien pone una torta entera en el fondo del plato para comerla ablandada cuando acabes el gazpacho.

No es la típica sopa fría que esperas cuando oyes gazpacho, pero es un plato delicioso que no solo se degusta en La Mancha.

Ingredientes (6 personas)

  • 400 gr de torta de gazpacho troceada
  • ½ conejo (con el hígado aparte)
  • ½ pollo
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajos entera
  • 1 pimiento rojo grande
  • 3 pimientos verdes
  • 500 gr de salsa de tomate
  • Aceite de oliva de buena calidad
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal, al gusto
  • 20 granos de pimienta negra
  • 1 hoja de laurel
  • Tomillo, al gusto

Instrucciones de preparación

Troceamos el conejo y el pollo, si no lo ha hecho ya el carnicero, en trozos más o menos uniformes, para que se hagan a la vez.

Añadimos agua a una olla grande y lo ponemos a fuego medio-alto. Añadimos las carnes troceadas, junto con la cebolla, la cabeza entera de ajos (sin pelar), la hoja de laurel, unos cuantos hilos de azafrán, sal, los granos de pimienta, y un poco de tomillo, y dejamos que cueza.

Mientras tanto, lavamos y picamos los pimientos en trozos. Añadimos un poco de aceite en una sartén para freírlos a fuego medio, y cuando estén pochados, añadimos la salsa de tomate y dejamos que se cocine un poco más de tiempo para darle tiempo a que se mezclen todos los sabores.

Cuando los ingredientes de la olla hayan hervido un rato, lo retiramos del fuego y dejamos que enfríe para poder manipularlos.

Escurrimos el caldo y lo reservamos. Sacamos los trozos de carne y retiramos la carne de los huesos. También pelamos los ajos y conservamos la cebolla.

Trituramos en un mortero unos hilos de azafrán, el ajo cocido y pelado, la cebolla y el hígado del conejo. Una vez que esté todo majado, lo añadimos a una gazpachera (cazuela grande), junto con la mezcla de tomate y pimientos, y las carnes.

Lo mezclamos todo bien y luego añadimos los trozos de torta, removiéndolo para que se empape de la mezcla de tomate. Añadimos suficiente cantidad del caldo reservado como para que toda la torta quede bien empapada y se ablande.

Añadimos un poco más de tomillo y dejamos que hierva durante 15 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos que repose 5 minutos antes de servirlo.

Notas

Si eres de los que no les gusta el hígado por su sabor, tienes que saber que en el sabor general del plato, no se percibe el hígado. A mi personalmente no me gusta el hígado, pero me encanta este gazpacho.