Gazpacho Andaluz

Todas las recetas e gazpacho andaluz

Gazpacho andaluz de melón

El gazpacho es un plato que se puede disfrutar en cualquier momento del año, sobre todo en verano y aunque el más común es el que lleva pepino o calabacín, cebolla, ajo, etc., el recetario nacional nos ofrece infinidad de propuestas diferentes como la que os traemos en esta entrada, un exquisito gazpacho andaluz de melón.

Este es de esos platos que una vez se prueba no se puede dejar de hacer porque está delicioso, es asequible y se hace en muy poco tiempo.

Gazpacho andaluz de melón

Si queréis probar ese sabor necesitaréis estos ingredientes:

  • Un melón de gran tamaño, aproximadamente de 3 kilos.
  • 1 tomate mediano pelado y sin pepitas..
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 pimiento verde pequeño.
  • Varias rebanadas de pan del día anterior.
  • 1 cucharada de vinagre de manzana.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta negra (al gusto)

Modo de elaboración

A la hora de preparar el melón lo abriremos por un lado y lo iremos vaciando con un cucharón, como cuando se vacían las calabazas para Halloween y lo haremos hasta que hayamos vaciado toda la pulpa de la fruta, reservándola en un bol y retirándole todas las pepitas. Lo que queda del melón lo meteremos en la nevera.

Pondremos todos los ingredientes en un bol de gran tamaño y utilizaremos la batidora para triturarlo todo, en un principio sin echar el aceite y después iremos poco a poco incorporándolo y consiguiendo que todo se emulsione correctamente.

Una forma muy original de presentarlo es aprovechando el melón que hemos vaciado anteriormente y tenemos en la nevera. Echaremos dentro el gazpacho y lo serviremos con una garcilla o cucharon en platos bajos o si se quiere algo especial, en una copa ancha, con un trozo de cáscara de melón y un poco de pulpa sin triturar.

Consejos

Si se tiene una Thermomix, la receta será más rápida de hacer; tan solo hay que echar todos los ingredientes troceados en el vaso a excepción del aceite.

Lo trituraremos todo a velocidad progresiva 5-9 y poco a poco iremos echando el aceite para conseguir que todo se vaya emulsionando poco a poco.

Una vez hecho el gazpacho lo meteremos en la nevera durante unas dos o tres horas, para que adquiera la temperatura adecuada para su consumo y cuando lo vayamos a servir lo acompañaremos con unas virutas de jamón o unos costrones de pan.